La mejora de la situación con respecto al Covid-19 en el mundo está allanando el camino para que algunos países adopten una estrategia de desconfinamiento eliminando poco a poco las restricciones establecidas en los últimos meses. Tanto en España como en Francia, este lunes se levantó una parte de las medidas vinculadas a la cuarentena: los pequeños comercios pudieron reabrir sus puertas a condición de que se cumplieran las medidas sanitarias y de distanciamiento. En Reino Unido, por ejemplo, el gobierno planea reabrir las tiendas de productos no esenciales a partir del 1 de junio para permitir la desescalada del confinamiento.

Desde el principio de la cuarentena, Contentsquare ha estado analizando de cerca el impacto de esta situación sin precedentes en el eCommerce, con el objetivo de comprender las consecuencias de esta crisis en el comportamiento de los consumidores en línea en todas las industrias. Para entender el impacto de esta situación en el ecommerce, hemos comparado las últimas semanas con el período inmediatamente anterior al reporte del brote por primera vez a nivel mundial (periodo de referencia: las primeras 6 semanas del año).

Mientras que muchos países están abriendo la puerta a la recuperación económica, esto es lo que podemos observar:

Por primera vez en 7 semanas, el tráfico se ralentiza

Esta última semana el tráfico en línea se ha reducido después de semanas de crecimiento. Sin embargo, el volumen de visitas sigue siendo superior (+30%) en comparación con enero y febrero (período de referencia). A pesar de una caída del 3% la semana pasada, sigue habiendo un mayor volumen de transacciones en comparación con el período anterior a la crisis, con un aumento de 44% en general. Respecto al engagement (tiempo dedicado por sesión), tuvo un fuerte aumento a principios de marzo, seguido de una notable caída, que ahora lo ha devuelto a los niveles normales.

Las transacciones en línea también han disminuido (-17%), lo que sugiere que algunas de las compras en línea se están transfiriendo de nuevo al mundo físico. A pesar de ello, las ventas en línea siguen aumentando considerablemente (+48%) en comparación con el período anterior a la crisis.

Con la llegada del verano, los consumidores se preparan para reanudar con el deporte

Ya sea por un mejor clima o por una perspectiva más optimista gracias al levantamiento de las restricciones, la gente parece estar preparándose para actividades deportivas (y esperemos que al aire libre). Los sitios especializados en artículos deportivos aumentaron un 10% el tráfico en una semana, y un 41% desde el comienzo de la pandemia. En cuanto a las transacciones, también aumentaron un 6% respecto a la semana anterior, y un 124% durante todo el período.

Las transacciones en el sector turístico: otra semana de crecimiento de dos dígitos

Si hay un sector afectado por la crisis del Coronavirus es el del turismo con un descenso del 74% de las visitas en comparación con el período de referencia. La caída de las transacciones en un 85%, es aún más vertiginosa. Sin embargo, la semana pasada, las transacciones comenzaron a subir de nuevo en un 26%.

No obstante, según los países, los resultados siguen siendo bastante desiguales: Francia presenta la mayor caída de tráfico (76%), en comparación con Estados Unidos y Reino Unido (69% y 71% respectivamente). Por otro lado, en términos de transacciones, Reino Unido es el que está en peor situación, con una caida del 92%, respecto al 83% en Estados Unidos y Francia.

Es comprensible que a los agentes de viajes nacionales les vaya mejor que a los que ofrecen principalmente viajes internacionales, y desde el punto de vista de las transacciones, se evidencia en una caída de las ventas del 79% y el 90% respectivamente.

De hecho, el mayor crecimiento de esta semana fue en los viajes nacionales, y más particularmente en los sitios de reservas de vacaciones (+72% en una semana), trenes (+54%) y hoteles (+41%). Sin embargo, en el lado de las aerolíneas no hay ninguna mejora, lo que confirma la tendencia: los consumidores están empezando a organizar sus vacaciones de verano, a nivel nacional.

Esta mejora muestra que los consumidores están empezando a mirar hacia adelante y a soñar con su próxima escapada. Su engagement está volviendo a aumentar, aunque el promedio de tiempo dedicado a cada sesión sigue siendo un 25% menor que en el período anterior a la crisis, aunque ha aumentado un 10% desde el 10 de abril.

La decoración de interiores y los productos high-tech pasan a una nueva fase

En los sitios de hogar y bricolaje, tanto en tráfico como en transacciones, la caída es obvia (-10% y -12% la semana pasada, respectivamente). Hay que considerar varias hipótesis: la ola general de trabajos en interiores iniciada en abril está llegando a su fin, ya que todos han completado las reformas necesarias en casa. La disminución de las visitas (-7%) y transacciones (-9%) a los sitios high-tech puede estar relacionada con el hecho de que todo el mundo está ahora equipado con portátiles, videojuegos y actividades de ocio, por lo tanto, el interés y el apetito se centran ahora en otros objetivos.

Autor

Jean-Marc Bellaiche